Una receta para que tu perro pierda peso

Un exceso de peso hace que el perro sea menos activo y contribuye a problemas de salud graves.

Rollizos, blanditos, gorditos, rellenitos... todos conocemos alguno. Nos pueden parecer graciosos e incluso alguno vez sacarnos alguna sonrisa, pero a menudo estos perros no disfrutan de una buena salud.

Los perros con sobrepeso son más propensos a sufrir dolor, desarrollan enfermedades metabólicas y a menudo necesitan cirugía por daños en articulaciones, hernias de disco y otros tipos de lesiones. Tienen dificultades respiratorias durante la rutina diaria, y en situaciones de calor les cuesta mucho más regular su propia temperatura.

La buena noticia es que hacer que un perro pierda peso es posible, solo tenemos que trazar un plan adecuado y mantenernos firmes.

perro_sobrepeso_04

Conocer la salud de nuestro perro y sus necesidades

El control del peso debería de ser una ecuación simple, el número de calorías consumidas debe ser igual o menor que el número de calorías gastadas, pero esta ecuación no tiene en cuenta otros factores de tu perro tales como el nivel de actividad, la edad o la raza, el estado reproductivo o la condición médica.

Algunos desordenes metabolicos causan un incremento de peso, y algunas comidas dietéticas podrían no ser apropiadas para un perro que tiene un problema médico. Por este motivo es muy importante realizar un chequeo general y pedir asesoramiento a nuestro veterinario sobre las necesidades energéticas y la cantidad de calorías antes de comenzar una dieta.

No debemos basarnos en ningún tipo de tabla alimenticia, hay que saber el número de calorías que contiene un tazón de alimento y administrar de forma adecuada según las necesidades individuales de nuestro perro. Es importante vigilar las calorías extras, los premios y las golosinas suelen tener elevadas cantidades.

Considera una alimentación dietética especializada

Es más fácil conseguir la perdida de peso si utilizamos un alimento especializado, diseñado para ayudar a reducir calorías manteniendo el equilibrio nutricional y potenciando la sensación de saciedad. Los alimentos que contienen L-carnitina, un aminoácido derivado, dan muy buenos resultados para reducir grasas.

Mantén a tu perro activo

La actividad diaria es una parte muy importante de cualquier plan de dieta. En los perros con muy poca actividad introduciremos el ejercicio de forma gradual, los paseos son un buen comienzo. Mantén un control periódico de su peso y haz los ajustes calóricos necesarios en su dieta para adaptarla a su nivel de actividad.

No caigas en tentaciones

perro_sobrepeso_03

Los perros son especialistas en pedir, saben poner esas expresiones que nos hacen caer en la tentación de alimentarlos entre horas. Mantenernos firmes y evitar estas situaciones es lo mejor que podemos hacer por la salud de nuestro perro.

Mantener una dieta no significa eliminar completamente los premios, pero es mejor hacerlo con criterio, utilizando alimentos bajos en calorías y sólo en los momentos que realmente se lo ha ganado.

A qué esperas para comenzar, un perro activo está más sano y tiene una vida más plena. No esperes otro día, si tu perro tiene sobrepeso ponte manos a la obra, es nuestra responsabilidad velar por su salud.


Loading…