Tres razones para reconsiderar la esterilización

El tema de la esterilización / castración resulta una carga emocional para muchos dueños de mascotas. Se ha convertido en algo "responsable" que se debe hacer y comúnmente se escucha de los beneficios de esta cirugía, pero rara vez los riesgos.

Cuando los dueños de mascotas más prudentes deciden olvidar o retrasar esta responsabilidad a menudo son vilipendiados por contribuir al problema de superpoblación que sufren los animales domésticos. Por norma general las decisiones tomadas de forma emocional no suelen ser las mejores. Vamos a empezar con los motivos más recientes para reconsiderar la esterilización / castración.

En febrero de 2014, se completó un estudio sobre más de 2.500 perros de Vizsla y los resultados fueron un duro golpe para los que defienden con vehemencia la esterilización / castración. Pero este último estudio es sólo el más reciente de una larga línea de trabajo que demuestra que la eliminación de una cuarta parte del sistema endocrino del perro podría no ser lo mejor para el perro - y tal vez ni siquiera en los mejores intereses de las protectoras y refugios. Echemos un vistazo a las tres razones más importantes por las que reconsiderar la esterilización / castración según nos muestran los resultados de esta investigación.

Esterilización y enfermedades articulares

El estudio mencionado anteriormente no investigó la relación entre la esterilización / castración y las enfermedades de las articulaciones, pero realmente no era necesario - ya había un montón de investigaciones que demuestran el vínculo.

Displasia de cadera

Un estudio sobre perros de raza Golden Retriever determinó que los perros machos que fueron castrados antes de los 12 meses de edad tenían el doble de riesgo de la displasia de cadera que sus congéneres que habían sido operados (Torres de la Riva T, Hart BL, Farver TB, Oberbauer AM, Messam LLM, et al. (2013) La castración perros: Efectos sobre Trastornos de la Articulación y cánceres en perros Golden Retriever)

Otra investigación muestra que los perros esterilizados antes de la edad de seis meses tienen un 70% más de riesgo de desarrollar displasia de cadera. Los autores de este estudio (Spain et al, JAVMA 2004), proponen que "es posible que el aumento de la longitud del hueso que se deriva de los resultados de la gonadectomía en edad temprana en cambios en la conformación conjunta, lo que podría conducir a un diagnóstico de la displasia de cadera."

Incluso hay más evidencias de que la esterilización / castración puede aumentar el riesgo de la displasia de cadera. Van Hagen et al (Am J Vet Res, feb 2005), encontró que de los perros de muestra con diagnóstico de displasia de cadera, los que fueron castrados seis meses antes del diagnóstico tenían casi el doble de probabilidades de desarrollar displasia de cadera. Curiosamente, un estudio realizado por Dannuccia et al (Calcif Tissue Int., 1986), se encontró que la eliminación de los ovarios de beagles causó un aumento de la remodelación del hueso de la pelvis, que también sugiere un mayor riesgo de displasia de cadera como consecuencia de la esterilización.

Ligamentos cruzados

Los desgarros del ligamento cruzado también se han relacionado con la esterilización / castración en numerosos estudios.

El estudio sobre Golden Retriever encontró que aunque no se registraron casos de desgarro cruzado en los perros sin operar, el 5% de los machos castrados antes de los 12 meses, y el 8% de las hembras sufrieron desgarros.

Whitehair et al (JAVMA octubre 1993), encontraron que los perros esterilizados y castrados de cualquier edad tenían el doble de probabilidades de sufrir rotura del ligamento cruzado. Slauterbeck et al también encontró un aumento del riesgo (Clin Orthop Relat Res. Dec 2004).

Chris Zinc DVM PhD DACVP explica, "... si el fémur ha alcanzado su longitud normal determinada genéticamente a los ocho meses en perros esterilizados o castrados, pero la tibia, que normalmente deja de crecer a los 12 a 14 meses de edad sigue creciendo, puede desarrollarse un ángulo anormal en la rodilla. Además, con el crecimiento adicional, la parte inferior de la pata, por debajo de la rodilla, probablemente se desarrolle más pesada (debido a que el hueso es más largo), y puede causar un aumento en las tensiones en el ligamento cruzado."

Además, la esterilización puede causar una pérdida de masa ósea (Martin et al, hueso 1987), y obesidad (Edney y col, Vet Rec 04 1986). Ambos factores podrían conducir a un mayor riesgo de rotura del ligamento cruzado y de displasia de cadera. Además, los perros esterilizados / castrados son tres veces más propensos a sufrir luxaciones de rótula (Vidoni et al, Wien Tierartztl Mschr 2005).

Pero hay aún más problemas relacionados con la esterilización / castración.

Esterilización y cáncer

Contrariamente a la creencia popular, no se puede esterilizar o castrar el cáncer y, de hecho, este tipo de cirugía aumenta en gran medida el riesgo de muchos tipos de cáncer que afectan comúnmente a los perros.

El estudio sobre Golden Retriever miró a las tasas de cáncer y encontró que la incidencia de linfosarcoma fue tres veces mayor en los varones castrados antes de los 12 meses de edad. Es interesante que el porcentaje de hemangiosarcoma en hembras esterilizadas después de 12 meses era cuatro veces mayor que la de las hembras no esterilizadas o incluso en las que lo habían sido en una etapa más temprana. Además, el 6% de hembras esterilizadas después de 12 meses se vieron afectados con cáncer de mastocitos, mientras que hubo cero casos entre las hembras que no habían sido operadas. Estos resultados son similares a otros estudios.

El estudio más reciente realizado con Vizsla encontró que las hembras castradas tuvieron tasas significativamente más altas de hemangiosarcoma (nueve veces más) que las hembras intactas. También encontraron que los perros esterilizados / castrados tienen 3.5% más de probabilidades de sufrir cáncer de mastocitos y 4,3 veces más probabilidades de sufrir linfoma. (M. Christine Zink, DVM, PhD et al., Evaluación del riesgo y la edad de aparición de cáncer y trastornos de conducta en Vizslas gonadectomizados. JAVMA, Vol. 244, No. 3, Febrero 1, 2014)

De hecho, la incidencia de todos los cánceres en hembras esterilizadas era 6,5 veces mayor y en los machos castrados era 3,6 veces mayor que los perros intactos.

También descubrieron que cuanto más jóvenes fueron esterilizados / castrados, más pronto se les diagnostica cáncer.

Aguas et al. (Exploración de los mecanismos de las diferencias de sexo en la longevidad: la exposición de ovario por vida y longevidad excepcional en perros) encontraron resultados similares en su estudio de Rottweilers hembra. Los investigadores se propusieron determinar si conservar los ovarios contribuye a la longevidad. En Rottweilers, las principales causas de muerte son el sarcoma y otros cánceres, que representan el 38% y el 73% de las muertes, respectivamente.

Después de excluir las muertes por cáncer, las hembras que mantuvieron sus ovarios durante los primeros siete años de vida tenían más de nueve veces más probabilidades de llegar a una edad longeva que las hembras a las que se había esterilizado. Aunque las perras intactas eran más propensas que los machos a alcanzar una edad longeva, esa ventaja se elimino con la esterilización.

Esterilización y comportamiento

Aunque la esterilización / castración había sido previamente vinculada al deterioro cognitivo e incluso a un riesgo tres veces mayor de hipotiroidismo, lo que a menudo genera cambios en el comportamiento, el estudio Viszla dado una idea especialmente interesante en este aspecto.

En el estudio, los perros esterilizados y castrados eran también más propensas a desarrollar trastornos de comportamiento que los perros intactos. Esto incluye el miedo a las tormentas, ansiedad por separación, miedo a los ruidos, timidez, excitabilidad, agresividad, hiperactividad y mordeduras por miedo. Otro estudio encontró que los perros castrados eran más agresivos, temerosos, excitables y menos aptos para el entrenamiento que los perros intactos. (Parvene Farhoody @ M. Christine Zink, Comportamiento y Efectos físicos de la esterilización y castración en perros domesticos, mayo de 2010)

Esto es contrario a la creencia popular de que la castración reduce problemas de agresión y otros comportamientos.

No hay nada de rutinario en la esterilización / castración

Estos descubrimientos también presentan un dilema para los refugios y protectoras que abogan por la esterilización / castración. Aunque la reducción del número de perros en los refugios es un objetivo importante, es más importante evitar que terminen su vida en el refugio. Aunque la mayoría de la gente cree que los refugios están llenos debido a la sobrepoblación, los problemas de conducta son la razón más común por la que los dueños dan a sus perros. Por otra parte, ¿es justo que los refugios carguen a las familias adoptivas con un aumento del riesgo de cáncer y enfermedades articulares?

Hay alternativas a la eliminación completa de los órganos reproductivos y esto podría desempeñar un papel importante en la reducción del riesgo de cáncer, enfermedades articulares y problemas de conducta. La extirpación de los ovarios es provocar la "menopausia instantánea", e inmediatamente corta el suministro de hormonas protectoras que, obviamente, están involucradas en muchos más procesos, no únicamente la reproducción. Otras cirugías de esterilización / castración menos invasivas como la vasectomía o el ligamento de trompas tienen menos impacto en las hormonas y el sistema endocrino, por lo que los perros podrán disfrutar de más protección, incluso cuando se esteriliza.

Las hormonas producidas por los órganos reproductivos no sólo son esenciales para la reproducción, sino en el desarrollo de la homeostasis, la condición corporal, los niveles de colesterol, los niveles de energía, la continencia urinaria, el tono muscular, la cognición, el comportamiento y, lo más importante, también desempeñan un papel en el sistema inmune. El aumento en el riesgo de muchos tipos de cáncer en respuesta a la eliminación de los órganos reproductores es evidencia de esto.

En las hembras, una esterilización parcial o la esterilización conservando los ovarios o la ligadura de trompas son opciones más seguras. En los machos, la vasectomía también puede ser una opción más segura. También hay una inyección de zinc comercializada recientemente. Esperemos que esta investigación anime a más refugios a examinar estas opciones más seguras y menos intrusivas.

Por último, si tu objetivo es dar a tu perro una mayor oportunidad de tener una vida libre de enfermedades articulares, cáncer o problemas de comportamiento, mantener a tu perro intacto es sin duda una opción. Si eres reflexivo y lo suficientemente comprometido como para llegar tan lejos en el artículo, sin duda está suficientemente cualificado para mantener un perro intacto. Si tienes un macho simplemente toma medidas para que no pueda pasear libremente, en el caso de tener una hembra tendrás que asegurarte de pasear con correa durante las semanas que dura el celo.

La eliminación de una parte significativa del sistema endocrino de su perro debe ser cualquier cosa menos rutinaria. La investigación continúa para mostrar los resultados condenatorios de la esterilización / castración.

Sin duda considerar estas tres razones para mantener a tu mejor amigo tal y como la naturaleza lo diseñó es lo mejor que puedes hacer en beneficio de su salud.

artículo original Three Reasons To Reconsider Spay/Neuter


Loading…