Las garrapatas, portadoras de enfermedades

Las garrapatas son esos bichitos desagradables que todos conocemos y que no queremos encontrar en nuestro perro pero además de ser desagradable, pueden ser peligrosas...

Las garrapatas son esos bichitos desagradables que todos conocemos y que no queremos encontrar en nuestro perro pero además de ser desagradable, pueden ser peligrosas...

Las siguientes enfermedades se pueden contagiar a nuestras mascotas o incluso a nosotros a partir de la picadura de una garrapata infectada y pueden resultar más o menos graves.

Borreliosis:
conocida también como “la enfermedad de Lyme“ ha sufrido un considerable incremento en el número de casos diagnosticados en España, tiene su causa en la transmisión de bacterias, el riesgo de infectarse con los gérmenes patógenos de esta enfermedad infecciosa existe en el norte, centro, este y sur de la península, siendo Madrid la zona con más casos diagnosticados.
Ehrlichiosis:
también es conocida como ricketsiosis canina o fiebre hemorrágica canina, la distribución de la ehrlichiosis está relacionada con la distribución de su transmisor “la garrapata”, se encuentra en cuatro continentes incluyendo Asia, África, Europa y América, en España se distribuye por zonas.
Babesiosis:
La babesiosis es una enfermedad parasitaria que se transmite aproximadamente dos días después de que la garrapata se haya fijado en el cuerpo del perro, esta enfermedad ataca especialmente a cachorros y animales inmunodeprimidos.
tick_big
  • No todas las garrapatas transmiten enfermedades, solo lo hacen las que están infectadas por alguna de las enfermedades anteriores.
  • Las garrapatas por norma general se encuentran a poca distancia del suelo y es fácil encontrarlas en jardines, zonas rurales y parques de zonas residenciales.
  • Las estaciones del año en las cuales las garrapatas son más activas son las templadas y los veranos húmedos.

¿Cómo podemos Prevenir las picaduras de garrapatas?

garrapatas
  • Se recomienda el uso de repelentes, pueden ser collares antiparasitarios específicos, pipetas o por pulverización de productos repelentes.
  • Cada vez que el perro pasea por una zona de hierba se debería cepillar el manto cuidadosamente y buscar eventuales garrapatas para retirarlas antes de que se adhieran a la piel, las zonas preferidas por las garrapatas son: la de detrás de las orejas, entre los dedos de los pies, cerca de los ojos, y por todo el cuello.

En caso de encontrar garrapatas, nunca se deben arrancar bruscamente, ya que parte de ella podría se quedaría dentro provocando una infección y un pequeño quiste.

La forma correcta es usar algún producto que desprenda la garrapata de la piel del perro para que el cuerpo completo se desprenda y no quede ningún foco de infección.


Loading…