Cómo como notar si un perro tiene dolor

Tu perro podría estar haciendo sus mejores esfuerzos por ocultar los signos más obvios de dolor ya que es natural en todos los animales para aumentar sus habilidades de supervivencia

Tu mejor amigo podría estar haciendo sus mejores esfuerzos por ocultar los signos más obvios de dolor ya que es natural en todos los animales para aumentar sus habilidades de supervivencia. Dicho esto, esas señales sutiles pueden ser detectadas fácilmente por cualquier amoroso dueño que pase tiempo con el perro.

Cómo como notar si un perro tiene dolor

  1. Vigila si al despertarse notas algunas señales de incomodidad por sutiles que sean. ¿Sabes de qué sonidos te estoy hablando, pues de esos que haces tú misma al levantarte después de un día duro de trabajo. Si te parece que tu perro está gruñendo o gimiendo de buena mañana, puede ser señal de que tiene dolor.
  2. Mira si el perro actúa como a la defensiva cuando tratan de acercarse a él. Ese puede ser su modo de tratar de ocultar su dolor y no que sea un perro amargado.
  3. Vigila la posición y el cuidado con el que el perro se echa o se levanta. Los perros que tienen alguna lesión, o que son más viejos o tienen problemas artríticos prefieren deslizarse de lado pasando rápidamente sus patas delanteras hacia adelante. Los perros más jóvenes no mostrarán esa preferencia.
  4. Presta atención a la forma en que se echa. Esconder una pata puede indicar incluso un dolor suave.
  5. Mira cómo reacciona cuando lo tocas. Cuando los perros dejan de gustar ser tocados y se muestran reacciones a que la gente les toque o se les acerque podría ser una señal de que algo les duele.
  6. Inspecciona tu perro semanalmente para evitar que alguna lesión o condición vaya demasiado lejos. Un dueño vigilante tiene el tiempo para darle a su compañero un buen cepillado, aprender algunos masajes caninos y aprender las reacciones sutiles de su perro cuando le tocan.
  7. Vigila el parpadeo. Los perros parpadean en cuanto sienten dolor. Si tocándole cierto sitio le ves parpadear, muévete tus manos a otro sitio durante un minuto y prueba nuevamente para ver si reacciona con ese parpadeo, o un estremecimiento, lo cual sin duda sería más obvio.
  8. Sigue los ojos de tu perro. Si siempre trata de mirar hacia otro lado, está evitándote lo cual podría indicar dolor. Los perros miran hacia otro lado cuando el área es tocada, posiblemente con una mirada distante como si tratarán de evadir la ansiedad que la situación les causa.

Fuente: wikiHow