El Pastor Australiano

Hoy de la mano de Javi Martínez os presentamos a una raza que cada vez se puede ver más en los parques, el Perro de Pastor Australiano

Hoy de la mano de Javi Martínez, autor de la web www.pastoraustraliano.org y miembro del equipo de canicross y bikejoring Mussuk Hayabusa Team al que patrocinamos, os presentamos a una raza que cada vez se puede ver más en los parques, el Perro de Pastor Australiano (también conocido como Aussie).

Morfología, proporciones importantes

El Pastor Australiano es un perro de tamaño medio, el estándar maneja una horquilla muy variable para la altura a la cruz que va desde los 51-58 cm para los machos a los 46-53 cm para las hembras, como se puede apreciar, los machos deberían ser normalmente más grandes pero en algunos casos se pueden encontrar hembras más grandes que machos “pequeños”. El aspecto es de un perro de osamenta mediana, bien balanceado, ligeramente más largo que alto y que debe mostrarse ágil, sólido y musculoso, sin ser tosco. Es importante recordar, que el tamaño no debe nunca valorarse como algo positivo en términos absolutos, ¡Aussie grande ande o no ande!, la calidad es lo que se debe buscar.

A la hora de adquirir un aussie

Los pastores australianos son perros de buena salud, aunque la raza puede padecer algunas enfermedades, casi todas ellas relacionadas con los ojos por eso a la hora de poneros a buscar os recomendamos leer esta experiencia sobre las pruebas de salud que debéis pedir a los posibles criadores de vuestro cachorro de pastor australiano. Además de las pruebas de salud (CEA, PRA, HSF4, MDR1, ECVO, caderas y codos), el mantenimiento del pelo puede ser trabajoso en algunos momentos del año, como en la época de lluvias, donde tras cada paseo si el Aussie vive dentro de casa (os recomiendo compartir sillón con esta raza) se debe secar al menos parcialmente el pelaje o bien cubrir a estos Pastores con algún impermeable como la chaqueta impermeable Hurtta

Comportamiento

Una de las características que popularizó al Pastor Australiano en los EEUU (país originario de la raza a pesar de su confuso nombre) fue su gran capacidad para aprender comportamientos y mostrarlos en los espectáculos de rodeos de mediados del siglo XX, en shows televisivos, películas, etc. Como toda “inteligencia” puede ser aprovechada para aprender cosas buenas y no tan buenas :D lo más destacable, al menos de los míos, y también de casi todos (alguna excepción siempre habrá) los que conozco de mis amigos con australianos, es que son perros muy amistosos con otros perros, no buscan el enfrentamiento y además poseen una dotes para la diplomacia canina fuera de lo normal, unos auténticos pacificadores. A la pregunta de si puede vivir en una ciudad siempre respondo lo mismo: “Mucho mejor que aislado en el campo”. Vivo en el campo, y mis perros disfrutan de tres paseos diarios, pero sé que disfrutarían más en paseos por ciudad donde se encontrasen en los parques con bastantes más perros, en ese entorno, con contacto diario con nuevos perros y personas, mis aussies son tremendamente felices. Si os gusta pasear por la montaña los fines de semana o salir a correr, el Pastor Australiano soportará caminatas de horas en la montaña sin mostrar el menor síntoma de agotamiento, siempre y cuando la temperatura no sea alta.