|
|

Gracias a sus aditivos añadidos provenientes de los crustáceos, fomentan el desarrollo muscular y del tejido cartilaginoso y ayudan a que el perro tenga un positivo desarrollo de las articulaciones. La mezcla de las frutas y las verduras hacen que tenga una mayor palatabilidad y un mayor sabor.