El collar para perros HALTI se ha convertido en el más popular del mundo, ya que ha sido diseñado para combinar la máxima eficiencia de la dirección con una comodidad sin igual para el perro. No hay partes metálicas en contacto con la piel del perro y el punto de dirección está muy por debajo de la nariz y lejos de los ojos.

Una característica particular del HALTI que no es compartida por otros diseños de ronzal, es que tiene la propiedad de cerrar las mandíbulas del perro.

El Halti hace que el entrenamiento y la modificación del comportamiento de los perros sea práctico y seguro. Se puede utilizar de numerosas maneras: ya sea como un medio pasivo para evitar que el perro tire, o como una ayuda a la formación activa. El adiestrador puede dirigir suavemente la cabeza del perro en la dirección deseada, vinculando a un comando asociado con esa postura, por ejemplo, 'sit'!

La gama HALTI cuenta con seis tamaños en cuatro colores y también hay una edición en cuero acolchado especial disponible.

Un cierre de velcro también se puede solicitar como una alternativa a la fijación del clip estándar, para ayudar a los propietarios con destreza reducida.