A los perros no les sienta bien el calor, son muchas las razas propensas a sufrir los peligrosos golpes de calor. En los días calurosos es necesario tomar ciertas precauciones para garantizar la salud de tu perro.

Las camas y collares refrigerantes son accesorios indispensables para combatir el calor, se enfrían gradualmente con el calor del perro, haciendo que tu perro regule la temperatura corporal y disminuya el riesgo de sufrir golpes de calor.