Enseñar a los niños a tratar con perros

Los niños pequeños, por naturaleza no saben tratar a los animales con delicadeza, debemos enseñarles a hacerlo y esto “como todo lo demás” no es fácil de enseñar a un niño que está en proceso de aprender a aceptar la frustración, al traer a casa una nueva mascota, asegúrese de que sus hijos saben cómo manejar a un cachorro sea de la especie que sea, en este caso hablamos de los perros.

Los niños pequeños, por naturaleza no saben tratar a los animales con delicadeza, debemos enseñarles a hacerlo y esto “como todo lo demás” no es fácil de enseñar a un niño que está en proceso de aprender a aceptar la frustración, al traer a casa una nueva mascota, asegúrese de que sus hijos saben cómo manejar a un cachorro sea de la especie que sea, en este caso hablamos de los perros.

Children-and-Dogs

Cuando pasee por la calle con su hijo o cualquier otro niño y usted se encuentra con un perro, enséñele a pedir permiso primero antes de tocarlo o acercarse a el, si el propietario está dispuesto y el perro también, el niño debe acercarse lentamente y extender una mano cerrada con la palma hacia abajo, durante la aproximación, el niño debe hablar en voz baja y evitar miradas directas.

Es importante enseñar a los niños a percibir las señales de calma que nos envían los perros, si el perro huele la mano extendida del niño y se muestra confiado y amable, el niño tiene permiso para acariciarle, pero si por lo contrario gruñe o adopta una posición de miedo o actitud de defensa, aleje al niño de forma tranquila, puede interponerse entre los dos y agarrar al niño para protegerle en caso de que el perro muestre una actitud amenazante, puede que el animal no desee el contacto en ese momento y algunos perros pueden tener reacciones peligrosas con los niños, sea por miedo o falta de socialización.

Es sumamente importante enseñar a los niños que nunca deben acariciar a una mascota que no es parte de su familia sin el permiso de su dueño.

pet-children

Cuando traemos un cachorro a casa, los niños pequeños deben controlar su impulsividad, pueden hacer daño o asustar al cachorro, esto puede ser complicado cuando se trata de niños muy pequeños. Cuando sus hijos son mayores, se les puede enseñar con mas facilidad y mejor resultado la forma correcta de tratar a un perro. Aprender a cogerle, a respetar su sueño, sus comidas y a entender sus señales es muy importante para que se cree una buena relación entre ellos.

perros-y-niños

Los niños no deben usar al cachorro en sus juego, los perros no entienden las costumbres de los cachorros humanos, correteos, ruidos, gritos y peleas que le asustarán, le alteran y pueden transformarle en un animal hiperactivo en el futuro, los niños deben entender que un cachorro es un ser vivo y no su juguete, a veces, estas diferencias de actitud durante el juego pueden traer consigo reacciones de defensa por parte del cachorro, aun sabiendo que en muchas ocasiones la culpa es del niño.

No debemos caer en el error de potenciar estas reacciones por parte del perro, los cachorros pueden ser extremadamente inteligentes y desde el principio deben saber que una reacción violenta contra el pequeño de la casa jamás será tolerada, por otro lado, el niño debe entender su parte de culpa ante la reacción del perro pero evidentemente, teniendo en cuenta su edad y capacidad de comprensión.

Para lograr una buena relación entre los cachorros de la casa lo importante es enseñar a todos a respetarse mutuamente.