La decisión de adoptar un cachorro

En este artículo hablaremos en concreto de la adopción de un cachorro de perro y de los requisitos que debemos cumplir para poder atenderle correctamente desde sus primeras semanas en casa y durante el resto de su vida

adoptar_cachorro_01

Adoptar a una mascota es en muchos casos una idea poco meditada, requieren tiempo y atención, en este artículo hablaremos en concreto de la adopción de un cachorro de perro y de los requisitos que debemos cumplir para poder atenderle correctamente desde sus primeras semanas en casa y durante el resto de su vida.

Existen numerosos de factores a tener en cuenta, estas son algunas cosas importantes que deberíamos tener en cuenta antes de adoptar un cachorro:

Tiempo:
el requisito numero uno y el principal, debes tener suficiente tiempo y querer compartirlo con tu perro, no solo mientras es un cachorro, sino durante toda su vida, aunque es cierto que un cachorro requiere mas tiempo que un perro adulto, y esto es algo a tener en cuenta a la hora de elegir entre la adopción de un cachorro o un adulto. Los perros, necesitan tiempo, no importa si tienes un piso diminuto, si no tienes terraza ni jardín, ¡no son floreros! son parte de nuestra familia y lo que desean es compartir su vida con nosotros, si nuestro ritmo de vida nos impide dedicar el tiempo necesario al nuevo cachorro, lo mejor es optar por otro tipo de mascotas como los gatos, que toleran mejor la ausencia del ser humano.
Paciencia:
los cachorros son infantes nada mas, las primeras semanas son difíciles hasta que aprenden a hacer sus necesidades en el exterior, además, es probable que rompan algún objeto de valor o que tengan dificultad para quedarse solos sin llorar, si no estas dispuesto a tolerar alguna gamberrada de vez en cuando y no te ves capaz de pasar esta fase sin enfadarte demasiado, quizás tu opción no sea un cachorro de perro.
La elección:
Adoptar cachorrodebes prestarle especial atención a la elección del cachorro, es importante saber muy bien que animal estamos adoptando, su raza o mezcla de ellas, su carácter, su tamaño, su historia, su origen y sus necesidades, si es preciso, no estaría de mas dejarnos asesorar por un buen profesional a la hora de la elección del cachorro, todos los cachorros son bonitos, pero no todos son iguales, ni nosotros somos todos iguales ni seguimos un mismo ritmo de vida, de ahí que debamos escoger un animal que se adapte lo mejor posible a nuestro día a día y nuestra forma de ser.
Economía:
es algo importante, valorar que gastos tendremos a partir de la llegada del nuevo cachorro, el gasto varía mucho entre un perro de 5 kilos y uno de 40, debemos valorar las necesidades en alimentación, peluquería (en perros que la requieren de forma regular) complementos alimenticios, residencia de vacaciones, etc.. y tener en cuenta que debemos estar dispuestos a hacernos cargo de gastos veterinarios que pueden ser importantes en caso de enfermedad o accidente.
Responsabilidad:
Tu nivel de responsabilidad debería ser suficiente como para tener muy claro que un animal es un ser vivo, que no se cambia, ni se regala, ni se deja en un rincón cuando perdemos el interés en el, un perro vive una media de 14 años, por lo tanto, cuando adoptamos a un cachorro, debemos tener muy claro que somos responsables de su futuro a partir de ese momento, que debemos estar dispuestos a disfrutar de su compañía pero también a sacrificarnos por el, educarlo en su juventud, velar porque su vida sea agradable, atenderlo en la enfermedad y en la vejez, en definitiva, estar para lo bueno, para lo malo y para siempre.

Tener un perro es una experiencia maravillosa, es algo que a la mayoría de niños y a muchos adultos nos hace ilusión, pero cuando está en juego la vida y el futuro de un ser vivo, la ilusión, no es suficiente para tomar la decisión de adoptar un cachorro.


Loading…