¿Por qué mi cachorro... me muerde?

El hecho de que un cachorro muerda a su familia humana, las manos, los pantalones, etc. es totalmente normal y no lo convierte en un cachorro travieso o malo, pero evidentemente a los humanos no nos gusta que nos muerdan

No es un comportamiento propio de nuestra especie y nos duelen sus dientes al clavarse en nuestra piel, especialmente durante las primeras semanas de vida cuando aparecen en su boca como una alineación de "agujas" por lo tanto, debemos comprender y respetar los juegos del cachorro pero a la vez, enseñarle que sus mordiscos nos hacen daño...

dog-biting-finger

Es nuestra responsabilidad como tutores del cachorro enseñarle y ayudarle a entender que no debe morder "fuerte" al jugar con su familia humana.

En realidad, el 90% de los cachorros se detendrá inmediatamente si se grita en ese momento, es cuando debemos alabar al cachorro y seguir jugando como premio.

El perro verá con nuestra reacción que nos duele el mordisco y lo recordará.

El otro 10% de los cachorros, (pueden ser cachorros muy nerviosos o sobre estimulados) aumentarán su comportamiento como reacción al grito, aquí es importante terminar el juego, retirarle toda la atención y no volver a dársela hasta que se tranquilice, si el cachorro recibe atención en ese momento, aun siendo una regañina, "atención negativa" estaremos reforzando el comportamiento sin darnos cuenta (refuerzo negativo)

A menudo es útil contar con un espacio donde poder dejar al cachorro aislado un momento, para retirarle la atención totalmente cuando no deja de morder, pero ojo - ¡unos minutos! - no sirve de nada dejar al perrito aislado un periodo largo de tiempo, es más, es posible que el nivel de estrés suba mucho y no consigamos calmar al cachorro.

Aprovecho para recordar que el aislamiento es el peor de los castigos para un perro y debe usarse con coherencia y siempre durante espacios muy cortos de tiempo.

puppy-biting

El cachorro puede aprender el primer día o puede tardar varias semanas, debemos tener mucha paciencia, entiendo que los dientes del pequeño hacen daño, y que esta fase en ocasiones puede ser abrumadora, pero se trata de un comportamiento 100% natural del perro, que no tiene absolutamente nada que ver con el mito de la dominancia, con la agresividad o con que el cachorro "tenga mucho carácter"

También es importante que eduquemos al cachorro desde el principio, para evitar mordidas que cuando crezca, pueden ser muy dolorosas o se pueden interpretar de forma errónea, por ejemplo, cuando se emocionan durante el juego, pueden querer atrapar un palo o una pelota de la mano de su guía, con tanta emoción que no discriminan entre mano y juguete, aquí, se puede producir una mordida dolorosa que podemos evitar enseñando al cachorro desde pequeño a no tocar jamás la mano del guía durante el juego, a no coger nunca nada de la mano de una persona si no se le da una orden expresa, de esta forma, nunca daremos la orden cuando el perro está demasiado excitado o no presta la atención suficiente, si el perro espera la orden, tendremos tiempo para que se calme y recuerde "que no debe tocar la mano" antes de lanzarse a por su juguete.

En realidad, a la mayoría de propietarios les preocupa mas el pensar que el cachorro pueda mantener este comportamiento en edad adulta que no las mordidas en si, que no causan heridas de gravedad en ningún caso, en realidad, los cachorros aprenden a inhibir la mordida interactuando con perros adultos, cuando criamos a un perrito, su manada somos nosotros, es nuestra responsabilidad enseñarle esta y muchas cosas más, lo hagamos mejor o peor, difícilmente el perro conservará este comportamiento en su edad adulta, pero el tiempo que dure la etapa si dependerá de como el tutor del cachorro aborde el "problema" que no deja de ser una etapa normal de la vida de nuestro nuevo amigo de cuatro patas.