¿Qué es el FUS en los gatos?

Síndrome Urológico Felino (FUS), una patología propia del tracto urinario de los felinos domésticos, también llamado FLUD o simplemente cistitis idiopática

El FUS es una enfermedad del tracto urinario inferior felino, este síndrome puede tener muchas causas posibles entre las que se cree que están (alimentación inadecuada, falta de hidratación y el sobrepeso) Los gatos con FUS o FLUTD generalmente muestran signos de dificultad y dolor al orinar, aumento de la frecuencia de la micción, y sangre en la orina.

fus-2

Los gatos afectados suelen lamer su área genital en exceso, a veces van a orinar fuera de la caja de arena, a menudo prefiriendo superficies lisas y frescas como un suelo de baldosas o bañera, en ocasiones maullan y prueban varios sitios distintos en poco tiempo para orinar.
Esta enfermedad aparece en gatos de cualquier edad, pero es más frecuente en gatos de mediana edad que hacen poco ejercicio, y muchas veces sufren de sobrepeso, se relaciona con el uso de areneros cerrados y el pienso seco para gatos.

Los factores ambientales, como la interacción con los propietarios, hogares con varios gatos, y los cambios en la rutina también pueden aumentar el riesgo de que un gato puede desarrollar FUS.

¿Cómo se diagnostica el Síndrome Urológico Felino?

Aunque los gatos con enfermedad del tracto urinario inferior se comportan de manera similar, las causas posibles son múltiples, las infecciones del tracto urinario, cálculos urinarios, tapones uretrales, el cáncer y otras enfermedades pueden afectar el tracto urinario inferior del gato.
Debido a que el FUS puede tener muchas causas , puede ser difícil de diagnosticar con base a los signos que presenta el gato afectado.

Diagnosticar un gato con FUS puede requerir de varias pruebas como analíticas o radiografías.

¿Cuáles son las causas más comunes de FLUTD?

fus-3

Las causas que pueden originar esta patología son diversas, dando lugar a la formación de cristales y urolitos en el tracto urinario, estos cristales normalmente se localizan en la vejiga de la orina y suelen obstruir la uretra en los machos.
Las obstrucciones pueden ser graves y tener un desenlace fatal si no se tratan a tiempo.

¿Qué puedo hacer en casa para evitar el FUS?

La mayoría de gatos que han sufrido de la enfermedad del tracto urinario inferior experimentarán recurrencias frecuentes de FUS.

Para controlar las recaídas podemos seguir esta serie de consejos:

  • Ofrezca un porcentaje diario de alimento húmedo
  • Alimente a su gato con comidas pequeñas pero con frecuencia
  • los gatos con tendencia a la formación de cálculos de estruvita, los propietarios deben alimentar con dietas que promueven la orina ácida, la mayoría de las dietas comerciales de calidad cumplen con este criterio
  • Evite complementar estas dietas con acidificantes urinarios adicionales, ya que el exceso de acidificación puede causar acidosis metabólica, insuficiencia renal, y el desequilibrio mineral
  • Proporcionar agua limpia y fresca en todo momento, es muy recomendable el uso de fuentes para gatos para aumentar la ingesta de agua
  • Proporcionar un número adecuado de cajas de arena (dos areneros por gato)
  • Mantenga los areneros en zonas tranquilas y seguras de la casa
  • Mantenga las cajas de arena siempre limpias
  • Minimizar cambios en la rutina

fus-1

¿Que signos le pueden hacer sospechar de que su gato padece FUS?

  • Esfuerzo para orinar
  • Intentos frecuentes y/o prolongadas de orinar
  • Maullidos al orinar
  • Lamido excesivo de la zona genital
  • Orinar fuera de la caja de arena en distintos lugares de la casa
  • Sangre en la orina