Las bolas de pelo no son algo normal

Estamos acostumbrados a asociar la imagen de un felino domestico a las bolas de pelo, pero contrariamente a la información que podemos encontrar en muchos sitios, las bolas de pelo no son algo normal en los gatos

Las bolas de pelo no son algo normal

¿Qué es una bola de pelo?

Tradicionalmente siempre se ha creído que las bolas de pelo se forman por la manera en la que los gatos se limpian. El gato, al lamer su manto arrastra el pelo suelto con su lengua e inevitablemente lo acaba tragando. Idealmente, el pelo pasara por todo el aparato digestivo y lo acabará expulsando con las heces, las bolas de pelo se forman cuando estos pelos se enredan en el estomago.

bgProdCatGrooming

Sin embargo, estudios recientes muestran que las bolas de pelo se forman porque la motilidad (el movimiento de la comida desde el estomago al intestino) está alterada, algo que aparece muy comúnmente como efecto secundario de la enfermedad inflamatoria intestinal, que a su vez es causada en proporciones casi epidémicas por las dietas a base de cereales y su efecto negativo sobre la flora intestinal. La flora intestinal es el conjunto de organismos microscópicos que viven en el sistema intestinal. Predominantemente compuesta de bacterias saludables, lleva a cabo muchas funciones importantes para la salud del gato, como la absorción de nutrientes, el apoyo al sistema inmunológico, y la capacidad de luchar contra organismos que causan enfermedades.

Las bolas de pelo no son algo normal

Un gato sano con un sistema intestinal saludable debe ser capaz de eliminar el pelo ingerido. Vomitar a diario, o incluso de forma semanal, como método para eliminar las bolas de pelo es casi siempre un indicador de que algo más está ocurriendo.

La conexión entre las bolas de pelo y la dieta

Parece que hay una fuerte conexión entre la dieta y las bolas de pelo. Cada vez hay más evidencias que apuntan a que la respuesta al problema de las bolas de pelo esta en alimentar con latas sin cereales o dieta cruda. Los gatos son carnívoros estrictos, y su sistema digestivos no está diseñado para digerir cereales y carbohidratos derivados.

¿Qué pasa con las dietas comercializadas como las dietas de bolas de pelo? Estas dietas son ricas en fibra, y la teoría que hay detrás es que la fibra ayuda a impulsar el pelo a través del sistema digestivo. Sin embargo, en muchos gatos parece que sucede lo contrario, niveles altos de la fibra contribuyen a alterar la motilidad intestinal y en realidad conducen a más vómitos. Sabiendo que la motilidad intestinal alterada es a menudo un precursor de la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y el linfoma intestinal, una dieta sin cereal parece ser una mejor opción para la prevención.

Otras formas de prevenir las bolas de pelo

La forma más eficaz es un cepillado regular, así evitaremos que el gato ingiera el pelo muerto al lamerse. ¡¡A la mayoría les encanta!!