El mordedor, el mejor juguete para tu perro

El mordedor o motivador es uno de los juguetes más completos que podemos elegir para nuestro perro, con un mordedor educamos al perro para una mordida eficaz que le permite un buen agarre de los objetos, ademas de enseñarle a soltar cuando se le da la orden. Los usos del motivador van desde el "tira y afloja" hasta los ejercicios de búsqueda y recuperación.

Para tener un perro equilibrado es muy importante dedicarle tiempo porque necesitan estar entretenidos. Los juegos moldean su conducta y deben formar parte de su día a día.

motivador-perro-03

El mordedor o motivador es uno de los juguetes más completos que podemos elegir para nuestro perro, con un mordedor educamos al perro para una mordida eficaz que le permite un buen agarre de los objetos, ademas de enseñarle a soltar cuando se le da la orden. Los usos del motivador van desde el "tira y afloja" hasta los ejercicios de búsqueda y recuperación.

Con el motivador podrás satisfacer el instinto de caza de tu perro y canalizarlo hacia un juego. De esta forma evitarás que tu perro muerda tus cosas: uno de los problemas más habituales en cachorros, que si no se corrige de forma correcta puede convertirse en una costumbre.

Su principal característica es que trata de un juguete interactivo que refuerza los lazos entre perro y propietario. Con el juego, tu perro fortalecerá los músculos de la mandíbula, del cuello y de la espalda.

motivador-perro-02

También debes saber que el mordedor ayuda a mantener sanos los dientes de tu perro. Ayuda a eliminar restos de comida y saliva de tu perro y con ello previene la acumulación de sarro en su boca.

Sin embargo, como todo, hay que saber utilizar el mordedor. Utilizado correctamente, estaremos recompensando el trabajo de nuestro perro.

Aunque los mordedores son muy resistentes, no hay ningún juguete indestructible. Por ello, recomendamos no dejar que el perro lo utilice para masticar.

La forma correcta de utilizar el motivador se basa en tres pasos:

motivador-perro-01

  1. Lo primero es invitar al perro a morder uno de los extremos, si el perro se excita con facilidad es mejor elegir un modelo de mordedor algo más largo para controlar mejor el tirón.
  2. Elige una palabra con la que motivar a tu perro a estirar, nuestra voz siempre es la mejor motivación, palabras como "tira", "estira" o "fuerte" nos ayudaran a ponerle en situación.
  3. Estiraremos unas pocas veces y daremos la orden de "suelta", las primeras veces nos costará un poco (los perros son animales posesivos y no entienden el concepto de compartir), es una buena idea reforzar la orden con algún tipo de premio.

Uno de los mitos asociados al uso del motivador es la idea de que estamos promoviendo la competitividad, nada mas alejado de la realidad. Puede que algunos perros se sobreexciten con este tipo de juegos, si detectamos señales de que esto ocurre debemos aflojar la intensidad del juego dando a nuestro perro señales de calma, por ejemplo dando la espalda hasta que el mismo termine por soltar el juguete.