Cómo rellenar un juguete KONG

El KONG es un juguete de goma resistente al lavavajillas, no tóxico, con un centro hueco. Cuando se rellena de alimentos, proporciona los perros un saludable entretenimiento para saciar su deseo natural de masticar.

El Kong viene en muchos tamaños, desde muy pequeño a extra grande. Algunos están hechos para cachorros con dientes de leche, otros para los masticadores regulares, incluso hay un modelo para los perros con mandíbulas poderosas. ¡Hay un KONG para cada perro!

¿Por qué dar a su perro un KONG?

Dog_enjoying_black_kong_toy

La naturaleza dotó a los perros con cualidades para cazar, rebuscar, escarbar, ¡no para que les sirvamos su comida en un tazón! Una de las razones por las que los perros desarrollan problemas de conducta es por puro aburrimiento, como resultado de la falta de ejercicio físico, la resolución de problemas y la exploración e investigación al aire libre. Para hacer la vida de su perro más agradable, se le puede dar "trabajo" divertido que hacer cuando está solo en casa o cuando no se puede jugar con él.

Estos juguetes dispensadores, ofrecen a los perros la oportunidad de trabajar por su comida. Son recipientes resistentes, hechos generalmente de caucho endurecido o plástico, que se pueden rellenar con alimentos o golosinas. Por lo general tienen agujeros en cada extremo o en los lados. Un perro tiene que trabajar para conseguir que salga la comida, agitando, pateando, mordiendo y lamiendo el juguete. El perro tiene que esforzarse para obtener el premio del interior, aliviando el aburrimiento a la vez que se reduce el comportamiento destructivo y disminuye la ansiedad que puede sentir cuando está solo.

Cómo utilizar un KONG

El Kong se puede rellenar con casi cualquier tipo de alimento que le guste a tu perro. Se puede utilizar mezclando el pienso que come normalmente con algún tipo de alimento enlatado para perros, queso cottage, yogurt, mantequilla de cacahuete, puré de calabaza o de plátano. Después de rellenar el KONG con la mezcla, puedes utilizar un poco de crema de queso o mantequilla de cacahuete para sellar las aberturas. También puedes rellenar el KONG con aperitivos especiales para complementar su dieta.

Empezando por lo fácil

Dog_with_black_KONG_toy

Las primeras veces tu perro no sabrá cómo utilizar el KONG, para evitar que pierda el interés es mejor utilizar ingredientes que sean fáciles de sacar.
Cuando tu perro aprende a usar el KONG y se vaciarlo le resulta una tarea fácil, puedes empezar a complicarle el trabajo. ¡Le encantará el desafío!

Utiliza pedazos grandes de alimentos, trozos de frutas y hortalizas cortados en forma de cuña y galletas más grandes, para sellar la apertura del KONG.

Pon algunos tacos de queso dentro del KONG. Después de rellenar con el queso y algo de la comida de tu perro, poner el KONG en el microondas entre cinco y ocho segundos para que el queso quede pegajoso y suave. (Asegúrate de que el KONG se enfríe por completo antes de darselo a tu perro.)

Trata de poner el desayuno de tu perro en un KONG y ocultaros justo antes de salir por la mañana. Tu perro pasará un rato entretenido buscando su comida mientras estás fuera. (Un consejo:. Algunos perros pueden ser un poco desastre mientras disfrutan con el KONG. Si el KONG tiene comida suave o húmeda en su interior - o si su perro tiende a babear mucho al masticar - tal vez quieras darle el KONG sólo cuando está en su jaula, fuera o confinado en una habitación con suelo fácil de limpiar, como el azulejo o linóleo.)