Diferencias nutricionales entre perros y gatos

No siempre se tienen claras cuales son las necesidades nutricionales de nuestras mascotas, es muy importante considerar las diferencias entre especies.

Una de las grandes diferencias alimenticias entre perros y gatos es que el gato continua siendo un carnívoro cazador, los gatos, debido en parte a su más reciente domesticación, conservan mas rasgos de sus ancestros y eso les hace ser auténticos cazadores con necesidades de alimento, agua, frecuencia y forma de alimentarse distintas a las del perro que se domesticó bastante tiempo antes que el gato.

La forma de alimentarse de los gatos es casi idéntica a la de sus ancestros, comen en pequeñas porciones, a veces juegan con ellas como si se tratara de una presa, se alimentan durante todo el día y la noche si tienen la oportunidad, ingiriendo pequeñas cantidades de alimentos en intervalos aproximados de dos o tres horas, esto recuerda a la forma de alimentarse de un animal salvaje que se alimenta de pequeñas presas y pasa gran parte del día y noche cazando, esta sería una explicación por la cual los gatos se alimentan durante la noche, están emulando la vida de sus ancestros cazadores.

pet-nutrition-02

Otra característica de los felinos domésticos que se asocia a su pasado cazador, es el instinto de sed, en comparación con el perro, el gato no tiene un gran instinto de buscar agua y beber, la razón es evidente si pensamos en su pasado cazador, la proporción de humedad en la carne cruda y fresca de las piezas de caza es de aproximadamente un setenta por ciento, de esta forma, un cazador conseguiría gran parte del agua necesaria a través de sus presas, el hecho de que un gato no consiga la humedad necesaria a partir de la dieta, es un factor de riesgo para padecer enfermedades relacionada con el tracto urinario, cálculos y posiblemente problemas renales a largo plazo.

A diferencia que los perros, los gatos son carnívoros estrictos, se mantienen firmes en esa condición mientras el perro evolucionó y se adaptó a una dieta semi-omnívora, el gato sigue fiel a su condición ancestral de carnívoro estricto.

Requerimientos nutricionales:

Si los comparamos con los perros, los gatos tienen un requerimiento de proteína bastante mas alto, hasta doblar las necesidades proteicas de la dieta óptima para un perro, los gatos están preparados para digerir grandes cantidades de proteína de calidad, y su digestión es mas rápida, digieren un 50% más rápido que los perros.

Los gatos necesitan recibir proteína de buena calidad, si lo pensamos, una dieta basada en carne no es una dieta exageradamente alta en contenido proteico, pero si una dieta que aporta gran calidad y un conjunto de aminoácidos esenciales, la proteína de la carne aporta Taurina, un aminoácido esencial para el gato, que contrariamente a lo que sucede con los perros, el organismo del gato no puede sintetizar por el mismo, lo mismo sucede con el ácido araquidónico los gatos no disponen de las enzimas necesarios para sintetizar este ácido, y solo puede conseguirlo a partir de la carne cruda, los síntomas por deficiencias de ácidos esenciales en gatos pueden tardar en aparecer pero cuando lo hacen suelen ser de gravedad.

Los requerimientos de vitaminas son muy distintos entre perros y gatos, los felinos necesitan cerca de 4 veces más de ciertas vitaminas del grupo B, como la niacina, piroxidina y tiamina, también necesitan vitamina A, el gato a diferencia del perro, no es capaz de convertir el beta-caroteno de origen vegetal, y necesita ingerir la vitamina directamente de vísceras y tejido animal.

Estas son solo algunas de las diferencias nutricionales entre perros y gatos, de ahí que la mayoría de gatos que se alimentan con alimento para perros y no tienen acceso al exterior, no pueden cazar, acaban padeciendo enfermedades graves, algunas con resultado de muerte si no se tratan adecuadamente y perros que se alimentan con alimento procesado para gatos pueden sufrir hipervitaminosis.

Mi consejo es que se opte siempre por una dieta humedad o semi-húmeda, mínimamente procesada y adaptada a las necesidades de cada especie.