Comida para perros y gatos: De la mejor a la peor

Factores a tener en cuenta a la hora de elegir la comida de perros y gatos

A la hora de elegir la comida para tu perro o gato, tienes que tener en cuenta factores como la calidad de los ingredientes, el tratamiento que se les ha dado a la hora de fabricarlos, su humedad y la rotación de los alimentos en su dieta diaria. Una buena alimentación y sobre todo, la salud de tu mascota, dependen de la combinación de estas cuatro variables.

Lo mejor es la comida casera:
comida caseraAquí no hay dudas, ninguna marca se puede permitir los ingredientes que tú tienes en la nevera. La comida casera tiene la máxima puntuación por cumplir con todas características que buscamos: calidad, tratamiento, humedad y rotación. Saber cómo preparar la comida a tu perro o gato necesita de una pequeña preparación por tu parte: saber qué ingredientes añadir, cómo conservar la comida, cocinarla, calcular las raciones, cómo suplementarla… Preparada con conocimiento, la comida casera es claramente la primera de la lista.
Alimentos deshidratados a baja temperatura.
alimento deshidratadoSiguiendo de cerca a la comida casera están los alimentos deshidratados a baja temperatura. Este tipo de alimentos, siempre que estén fabricados en plantas de alimentación humana, cumplen con 3 de las 4 características que buscamos en una buena alimentación: calidad de los ingredientes, tratamiento y humedad. Los deshidratados a baja temperatura se mezclan con agua caliente para rehidratarse antes de servir, recuperando el aspecto original y manteniendo todas las propiedades de sus ingredientes. Este tipo de alimentos incluye además el suplemento vitamínico y mineral necesario para que no haya que preocuparse de nada, y se caracteriza por no incluir aditivos químicos en sus formulaciones.

Sobre todo complementada con alimentos frescos, este tipo de dieta es la más recomendada de las disponibles en el mercado.Pulsa aquí para saber más acerca de este tipo de alimentos.

Comida húmeda:
comida húmedaLa comida húmeda se presenta en forma de latas o de paquetes. Se diferencia del pienso en que contiene un buen porcentaje de humedad, aunque también suele sufrir tratamientos térmicos a altas temperaturas y existen muy pocas marcas a nivel mundial que utilicen ingredientes de consumo humano. Sea como fuere, la comida húmeda es la segunda peor opción de la lista, ya que solamente cumple con 1 de las 4 características que buscamos en un buen alimento: la humedad.
El pienso seco es la peor opción:
pienso secoObviamente, existen diferencias entre las marcas de piensos que podemos encontrar en el mercado, algunas marcas utilizan conservantes naturales y también hay algunas diferencias en los ingredientes. Pero lo cierto es que cada vez más personas son conscientes de que el pienso no es el alimento de calidad que creíamos. Los piensos se fabrican bajo la normativa de alimentación para mascotas, por lo que se utilizan ingredientes no aptos para el consumo humano en su elaboración. Es un tipo de alimento de bajo contenido en humedad, lo que, suministrado durante un largo periodo de tiempo, mantiene a los animales en un estado leve de deshidratación crónica, lo que provoca estrés en su organismo, especialmente en el sistema renal. Si a todo esto añadimos los tratamientos térmicos a altas temperaturas que suelen utilizar los piensos en su elaboración, las famosas “bolitas” pasan a ocupar la posición más baja de la lista.